Preparaciones caseras para masaje

¿Cómo tratar los casos especiales de viento? una solución casera.

Todos los días llegan pacientes a la consulta de masaje que requieren un trato especial a la hora de poder hacer frente a sus particularidades, estamos hablando de casos de ansiedad, estrés, o desequilibrio emocional. Y también hablamos de personas mayores cuyo tratamiento requiere una atención especial.

Para todos ellos a veces no basta con un simple aceite de almendra o sésamo, y hemos de acudir a preparados más densos que ayuden a calmar la fuerza del viento y conseguir los resultados que nos proponemos.

Ya vimos una solución sencilla, con el aceite especial que el Men Tsee Khang elabora bajo la marca Sorig, como podéis ver en el enlace Aceite para masaje.

En otras ocasiones podemos acudir a remedios caseros. Os propongo dos preparados de mantequilla que funcionan estupendamente en los casos anteriores, su preparación es sencilla y bastan unos mínimos ingredientes para ello:

Mantequilla de nuez moscada

Para prepararla:

  • 1 cucharada pequeña de nuez moscada en polvo
  • 1 cucharada pequeña de harina de cebada
  • 2 cucharadas pequeñas de mantequilla (de vaca)

670px-Melt-Butter-Step-4-Version-2 harina cebada nuez moscada molida

Se calienta la mantequilla hasta que queda líquida y en ella mezclamos los otros ingredientes, consiguiendo un preparado denso y uniforme.

Se aplica a temperatura templada fundamentalmente en la espalda, cuello, brazos y pecho. Este preparado actúa profundamente en el cuerpo para aliviar tensiones, dolores de cabeza, minimizar problemas de sueño, mareo, ansiedad y estrés en general.

Mantequilla de gengibre

Para prepararla:

  • 1 cucharada pequeña de gengibre en polvo
  • 1 cucharada pequeña de mantequilla (de vaca)

Se calienta la mantequilla hasta que queda líquida y en ella mezclamos el gengribre formando una crema líquida.

Se aplica caliente en las zonas de dolor, especialmente articular y muscular.

Como-combinar-el-jengibre-6 670px-Melt-Butter-Step-4-Version-2

Al alcance de nuestra mano y con las pequeñas cosas de cada día, podemos contribuir a mejorar la salud de áquellos que están a nuestro lado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Terapias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s